Orar la Pasión. Sábado Santo

.
En una sociedad como la nuestra, parece que nada se tiene que hacer esperar. Todo lo podemos conseguir de forma inmediata, en cuanto lo deseamos. Pero hay situaciones y heridas en la vida que requieren su tiempo de curación. Donde las soluciones no llegan por arte de magia ni de forma automática.
En este Sábado Santo te invitamos a orar sobre esos tiempos de silencio, duda y proyectos rotos. Que ojalá también sean momentos para empezar a construir nuevos sueños y dejar que la esperanza arraigue fuerte en nosotros

Oración: Sábado Santo

Orar la Pasión. Viernes Santo


En esta segunda oración para Semana Santa te invitamos a contemplar a Jesús crucificado. A mirar este mundo herido y la invitación de amor que Jesús te hace desde la cruz. Una llamada a salir de uno mismo y darse sin reservas, aun cuando sabemos que la dificultad será parte de nuestra opción por seguir a Jesús.

Oración: Viernes Santo

Orar la Pasión. Jueves Santo

En esta Semana Santa os queremos ofrecer tres oraciones para que podáis parar a contemplar algunas escenas de la Pasión. Son oraciones más cortas de lo habitual porque a lo que te invitamos es a que te dejes atrapar por la escena y dejes que Jesús te vaya hablando desde ella. Las tres oraciones van acompañadas de una canción que intenta recoger el sentimiento sobre el que te invitamos a rezar cada día.

Ojalá que orar con la Pasión de Jesús nos lleve a amar como él.

Oración: Jueves Santo

Oración: Teresa de Jesús también nos habla hoy

Dedicamos, en este año que se celebra el quinto centenario de Santa Teresa, una oración inspirada en la imagen que Teresa tiene de Dios y cómo ese Dios creador nos habla también ahora, 500 años después.
Teresa nos ha compartido su camino, en el que para ella la humanidad de Jesús ha sido mediación privilegiada para acceder a un Dios ante quien ella misma exclama:

Oh emperador nuestro, sumo poder, suma bondad, la misma sabiduría, sin principio, sin fin, sin haber termino en vuestras obras, son infinitas, sin poderse comprender, un piélago sin suelo de maravillas, una hermosura que tiene en sí todas las hermosuras, la misma fortaleza! ¡Oh, válgame Dios! ¡quién tuviera aquí junta toda la elocuencia de los mortales y sabiduría para saber bien-como acá se puede saber-, que todo es no saber nada, para este caso dará a entender alguna de las muchas cosas que podemos considerar para conocer algo de quien es este Señor y bien nuestro! (C 22,6).

Oración: Hospitalidad

A veces en nuestro día a día vamos con prisas, a lo nuestro, a lo que nos interesa, y nos perdemos muchas oportunidades de encuentro con el otro.
En este rato de oración vamos a tener presente cómo son nuestras relaciones y como acoger la vida del otro, conocer su realidad y estar dispuesto a ofrecerle todo lo que esté en nuestra mano.


[Abraham] dijo: Señor, si he alcanzado tu favor, no pases de largo junto a tu siervo. Haré que traigan agua para que os lavéis los pies y descanséis bajo el árbol. Mientras, ya que pasáis junto a vuestro siervo, traeré un pedazo de pan para que cobréis fuerzas antes de seguir. (Gn. 18, 3-5).

Taller de oración en Albacete

Si eres de Albacete o vives cerca a lo mejor te apetece compartir con nosotros este fin de semana de iniciación a la oración el 14 y 15 de marzo. Compartiremos algunos métodos de oración ignacianos para quienes se inician en la oración o desean conocer otras formas de orar a las que usan habitualmente. Y sobre todo lo haremos desde la experiencia y la oración compartida.

Organizado por la Parroquia de San José y la comunidad de CVX en Albacete que nos ofrecen su casa para este nueva edición del Taller de Oración.


Oración: En el trabajo de día a día

La actividad cotidiana, el sin fin de tareas, de trabajo, estudio, y la familia hacen que no me de cuenta de los días que van pasando y del tiempo que voy dedicando a todo ello.
Con tantas cosas, me da la sensación de que tengo que hacer las cosas bien. No puedo retrasar el trabajo, y menos las relaciones interpersonales, mi familia….A la vez, intento hacer malabarismos para que Tú tengas un hueco en el camino. Sin embargo, hoy llego a Ti con la clara convicción de que las cosas no salen si Tú no estás detrás.


El Señor le dijo: ---Sal y ponte de pie en el monte ante el Señor. ¡El Señor va a pasar! Vino un huracán tan violento, que descuajaba los montes y resquebrajaba las rocas delante del Señor; pero el Señor no estaba en el viento. Después del viento vino un terremoto; pero el Señor no estaba en el terremoto. Después del terremoto vino un fuego; pero el Señor no estaba en el fuego. Después del fuego se oyó una brisa tenue; al sentirla, Elías se tapó el rostro con el manto (…). (1Re 19, 11-13).