Oración: Bienaventurados los que trabajan por la paz

Cuando hoy se pregunta en las encuestas cuáles son los deseos de la humanidad, el deseo de paz aparece siempre en los primeros lugares.
No solo se busca la paz a nivel mundial. Muchas personas se sienten presionadas por conflictos en el hogar o el trabajo. Otros sufren por falta de paz interior. En este mundo no reconciliado, las personas buscan energías que reconcilien.
Viviendo las bienaventuranzas, tratamos de ir por la vida posibilitando una fraternidad en torno al Padre que “hace salir el sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos”.
Solo podremos facilitar la paz, si estamos en paz con nostros mimsos.

Descargar Oración: Bienaventurados los que trabajan por la paz


«AnteriorIndice Siguiente»

Reconciliarse con Dios

Cuaresma es un tiempo especial donde estamos llamados a reconciliarnos con Dios. A veces pensamos que en esta reconciliación somos nosotros quienes llevamos la iniciativa, sin percatarnos de que es el Dios mismo quien lo desea mucho más que nosotros. Él nos espera desde siempre, Él nos tiende una mano día tras día para acercarse a nosotros.

Seguro que hemos escuchado muchas veces la canción del siguiente vídeo, pero ¿qué significados adquiere si fuera Dios quien cantara la canción, el que nos dijera esta letra, el que nos tendiera su mano? Escuha, atiende y disfruta:

video

[Agradecer a "martita1989" de youtube por hacer la base fotográfica. Nosotros hemos traducido la letra para convertirla en oración para los hispanohablantes.]

Oración: Bienaventurados los misericordiosos

Ser misericordioso supone tener COMPASION y CORAZON hacia el que sufre. Seré misericordioso si pongo la miseria del otro en mi corazón. Es dejar que el amor se transforme en misericordia cuando tengo que superar lo que parece injusto. Seguramente sea importante, para que yo pueda entender qué es ser misericordioso, haber experimentado qué es la miseria, haber pasado por ella y reconocerla.



"En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo; no juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados; dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante." (Lc 6)

Descargar Oración: Bienaventurados los misericordiosos


«AnteriorIndice Siguiente»

Ecos de Japón

En estos días queremos unirnos en el dolor y la oración a tantas personas que sufren en Japón. Parece que su carácter reservado y paciente no nos hace comprender la magnitud de lo que están pasando... sirva esta carta que nos escribe un amigo jesuita japonés para asomarnos a las dimensiones humana, espiritual y medioambiental de esta tragedia:

"Queridos amigos CVX, Realmente aprecio vuestras oraciones. Eso me ha dado mucho ánimo.

20.000 personas continúan desaparecidas. 450.000 personas se han visto obligadas a vivir en un refugio. Ellos lo han perdido todo, casa, granja, empresa, carro, etc. Muchos pueblos y ciudades a lo largo de la costa desaparecieron completamente por el gran Tsunami.

La contaminación radioactiva se va haciendo más pronunciada. Mucha gente está realmente asustada. Es difícil conseguir comida (pan y leche), gasolina y electricidad. Un sistema de logística complicada no funciona bien ahora.

Al ver las escenas del desastre del Tsunami en TV, entendí la situación real de este pasaje: “el que esté en la azotea de su casa, no baje a recoger las cosas de su casa; y el que esté en el campo, no regrese en busca de su manto” (Mt 24, 17-18). Es verdad que quien se refugió en el techo del edificio se salvó, pero quien regreso a su casa por una cosa que dejó fue tragado por la gran ola. Y Mateo 24, 38-41 cuenta una situación similar. Siento que la situación de desastre es realmente apocalíptica. He meditado en Mt 24 y le pido perdón a Dios y que detenga esta destrucción.

Este año hemos tenido muchos desastres naturales, inundaciones en Pakistán y Australia, terremoto en Nueva Zelanda, etc. Creo que tenemos que considerar una reconciliación con la naturaleza más seriamente. Toda la gente, especialmente en el primer mundo necesitan arrepentirse y cambiar nuestro estilo de vida."

Eichan Hanafusa, s.j. asistente eclesiástico de CVX-Japón

Oración: Cuaresma es tiempo de gracia y de elección

El tiempo de Cuaresma, es tiempo para prepararnos, es tiempo favorable, es tiempo de GRACIA. De ser guiados y conducidos por el Espíritu Santo.
Tiempo de poner a punto nuestra amistad con Jesús, nuestra relación con EL. Este tiempo de cuaresma lo podemos leer como tiempo de caminar, teniendo a Dios de guía.

Este tiempo de cuaresma también nos invita a la conversión, a la elección. No debe ser un empeño voluntarista, ni objetivos a cumplir para nuestra conciencia. Es Dios quien nos convierte, cuando le dejamos. El nos transforma la vida y la da hondura y plenitud. Nos hace madurar y crecer, asumir la vida con todas su complicaciones, pero Él está ahí trabajando cada día para nosotros.



Descargar Oración: Tiempo de Gracia. Tiempo de Elección


«AnteriorIndice Siguiente»

Cuaresma en el corazón

El cristianismo es la religión del corazón. Pero el "corazón" no solo entendido como el lugar de los sentimientos. En nuestra cultura occidental hemos minimizado los significados que el "corazón" tiene para la cultura judía, y por tanto para Jesús.
Podemos reducir nuestra fe del corazón a una especie de sensiblerío cambiante, subjetivo e incluso cursi. Para Jesús, el corazón del hombre es mucho más:
- Es el lugar de la memoria: "María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón" (Lc 2, 19)

- Es el lugar de los encuentros personales, profundos y auténticos: "El Señor le contestó: `Marta, Marta, tú te preocupas y te apuras por muchas cosas, y sólo es necesaria una. María ha escogido la parte mejor, y nadie se la quitará.´" (Lc 10, 41-42)

- Es el espacio de lo que nos importa y a lo que dedicamos tiempo, el centro de nuestro interés: "De lo que rebosa el corazón habla la boca" (Mt 12, 34).

- Son los únicos ojos del alma. Puesto que "Lo esencial es invisible a los ojos" (Antoine de Saint-Exupery), sólo nos queda desarrollar este otro sentido de la vista, que se aloja en el corazón: "Dichosos los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios" (Mt 5, 8)

- Y lo más importante de todo... es el lugar donde ya se está fraguando el futuro: "De la misma manera que Jonás estuvo tres días y tres noches en el vientre del cetáceo, así estará el hijo del hombre tres días y tres noches en el corazón de la tierra." (Mt 12, 40)

La teología del Corazón de Jesús es mucho más extensa, pero estas pinceladas nos pueden ayudar a renovarnos por dentro en este tiempo cuaresmal. Dejar que Jesús habite totalmente nuestro corazón es la mejor Cuaresma posible, porque desde ahí, Él renovará nuestras vidas.

"Cuaresma es entrar en el corazón de Dios" como dice este precioso vídeo de las Religiosas de María Inmaculada, ideal para oraciones de la mañana en Secundaria ;-)

Temas relacionados: Corazón transparente

Oración en Cuaresma

Hay dos tiempos fuertes de oración al año: Adviento y cuaresma. El primero, como ya hemos visto, nos prepara para acoger mejor a Jesús, en nuestro interior. La cuaresma, sin embargo, tiene otro acento: el de la conversión.
La conversión no es algo negativo, autoculpabilizador; no consiste en buscar artificiosamente "detalles" que yo creo que molestan a Dios y que me propongo voluntaristamente invertir. Conversión es reconciliarse con Dios, apartándose del mal objetivo, para establecer la amistad con el Creador. Por tanto, supone:

a) Apertura a que Dios me devuelva otro punto de vista sobre mi vida. Es la condición inicial para todo el proceso. Si vivo demasiado seguro de mí mismo, de mis actos y actitudes, de que no hago nunca daño a nadie... ni Dios mismo podrá convertirme, porque yo no busco realmente un salvador, no necesito ser salvado de nada... Señor, acalla mis certezas y ábreme a la novedad de tu proyecto sobre mi vida.

b) Desde ahí, pedirle ayuda a Dios para que re-invente, re-cree mi vida. Escuchar atentamente qué alternativa me propone el Señor sobre ese aspecto a convertir. Sabiendo que este cambio no será posible sin su sostenimiento constante, no por mi esfuerzo. Señor, ¿cómo me sueñas Tú en este aspecto?
 
c) Restaurar las relaciones deterioradas con los hermanos a los que ofendí con ese mal. No hay conversión real si no hay unos beneficiarios objetivos de este cambio. "El Señor preguntó a Caín: ¿Dónde está tu hermano?" (Gn 4, 9a)

d) Y comprometerme firmemente con Dios a apartarme de ese mal y adherirme a su alternativa, de forma alegre y creativa, ya que Dios sólo busca que yo viva plenamente haciendo vivir mejor a mis hermanos. Es el comienzo de un pequeño tramo de mi nueva vida, más luminosa y fraterna, con ciertas renuncias que no pesan porque Él siempre estará a mi lado apoyando a esta nueva criatura que soy... Si Dios está con nosotros, ¿quién contra nosotros? Heme aquí para hacer tu voluntad.(Rm 8, 31 - Lc 1, 38)

Y para todo esto es, más necesario que nunca, la oración... ¡anímate a venir a nuestras tandas! ;-)

Oración: Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia

Todos buscamos la felicidad, pero por caminos diferentes: unos la buscan en la satisfacción de los deseos y  otros intentando evitarlos. Unos en el éxito, otros en la tranquilidad y el silencio….Resulta curioso que a veces, lo que parece el camino hacia la felicidad conduce a la desgracia y lo que parece camino de la desgracia conduce precisamente a la felicidad. Nadie desea pasar hambre y sed, pero Jesús no nos hablar de cualquier hambre ni de cualquier sed, sino del hambre y sed de justicia. En las Bienaventuranzas la justicia de que nos habla Jesús, es la justicia que excede a la de los escribas y fariseos. La que el pone en práctica toda su vida y busca parecerse a la de Dios. Esa que hace salir el sol sobre justos e injustos, aquella que paga el mismo salario al que trabajó toda la jornada y al que apenas trabajó unas horas.

"Si vuestra justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el Reino de los cielos" (Mateo 5,20)


Descargar Oración: Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia


«AnteriorIndice Siguiente»