Descárgate el tríptico

Aquí está el tríptico de las tandas que ofrecemos a la Diócesis de Valladolid durante el curso 2010-2011. En él se intenta resumir qué es el Taller de Oración y cómo inscribirse. ¡Descárgatelo y difúndelo entre tus amigos!

Oración: Juan el discípulo amado

Caminaba Jesús junto a las aguas del Jordán, cuando vio en una barca a Juan, pescador, hermano de Santiago el mayor, que se encontraba remendando las redes a la orilla del lago de Galilea. Jesús, que acababa de llamar a su servicio a Pedro y a Andrés, los llamó también a ellos para que fuesen sus Apóstoles. Llamados por el Maestro, los dos jóvenes se separaron de su padre, dejaron las redes y se agregaron al grupo que seguía al profeta de Nazaret


«AnteriorIndice Siguiente»

Oración: Buscar a Dios

Ser cristiano, hoy en día, no es fácil, no es sencillo, no es plácido. Pero es que la vida no es fácil. Es aventura y camino, es esfuerzo, emoción, compromiso, búsqueda, lucha y canción. Hoy el mundo, el Reino y el Proyecto de Dios, nos necesita fuertes, dispuestos a afrontar el esfuerzo, el cambio, el camino, el dolor, el compromiso, con lo que ello implique…
En oración, en diálogo con Dios, dejamos que el Espíritu llegue hasta lo más profundo del corazón, para descifrar lo que Dios trabaja y quiere en cada uno de nosotros. Y así examinamos nuestro día. Orar con nuestra vida entre las manos, tomando conciencia de la presencia de Dios en cada momento y para que cada día nuestra deseada intención sea orientar nuestra vida hacia Él.




«AnteriorIndice Siguiente»

Oración: Tiempo de escucha

Sí, a ratos me hace falta un instante gratuito. Música suave, o ninguna. Un paseo que me conduzca a ningún sitio. Una página de la agenda vacía de citas. Un rato de ensimismamiento, para pensar un poco, para reír por nada. Hace falta un rato de sereno abandono en el que deje de estar alerta, en el que no haya nada que mostrar, un rato de sinceridad sin juicio. Hace falta un tiempo perdido, un tiempo de silencio, para el encuentro con uno mismo. Y por eso a veces tengo que parar. Es desde esa quietud primera desde donde puedo ser más cercano con otros. Es en ese espacio íntimo, donde mis manías no necesitan disfraz, y mis méritos no quieren medallas; donde mis miedos y fortalezas se comparten; donde uno es más vulnerable, pero más real; donde entran los nombres que significan tanto para mí; es en ese espacio donde el encuentro es más intenso. El encuentro con Dios y el encuentro con los otros. Es ahí donde la caricia toca lo más hondo de uno mismo, donde la palabra no es ruido sino vínculo, donde la relación se vuelve rama sólida que entrelaza mi vida con otras vidas. Desde ese silencio crece el amor.

Descargar Oración: Tiempo de oración, tiempo de escucha


«AnteriorIndice Siguiente»

Oración: Tiempo para crecer

Inauguramos esta nueva sección con la primera oración del curso. Tómate un tiempo para poner tus proyectos delante de Dios y dejar que El los ilumine.

Desde muchos sitios se nos invita a ver nuestro futuro como una hoja en blanco con todo por escribir. Un futuro lleno de opciones y posibilidades donde todo está a nuestro alcance. Desde el cine y la literatura nos dicen que todo es posible si uno lo desea con todas sus fuerzas. Todo depende de ti y de tu esfuerzo. Los sueños pueden hacerse realidad, sólo hay que luchar por ellos. Sin embargo la vida nos va enseñando que las cosas no siempre salen como las planificamos. Que llevamos un equipaje a nuestras espaldas con un montón de recursos que la vida nos ha dado pero también con un peso que a veces nos dificulta seguir avanzando. Sabemos que la vida a veces se nos pone en contra y parece que no hay manera de darla la vuelta. Queremos pedir hoy por nuestros proyectos y deseos, por aquello que queremos cambiar o por los nuevos caminos que queremos emprender en nuestra vida.

Descargar Oración: Tiempo para crecer


AnteriorIndice Siguiente»